Theresa May wants to turn local schools into immigration offices. Schools are collecting country of birth and nationality data of every child between 5 and 19 in education. Parents have the right to refuse or delete data mistakenly given in the past. Below is information to protect all children from this intrusion.

La Primera Ministra británica Theresa May quiere transformar nuestros colegios en centros de control migratorio. Los colegios están recopilando información sobre el país de nacimiento y la nacionalidad de cada niño y niña entre los 5 y 19 años de edad. Los padres tienen el derecho a negarle esta información a las autoridades o pedirles que eliminen los datos que ya han recaudado. A continución tienen toda la información necesaria para proteger a sus niños de esta invasión a su privacidad.
Advertisements